La vida es bella… con actitud optimista emocionalmente inteligente, humor saludable y amor


El mejor sentido que podemos dar a nuestras vidas es vivir cada momento intensamente, porque el tiempo pasa y lo que no hagamos hoy ya no volveremos a hacerlo nunca mas. Aprender a vivirla al máximo, arriesgándose compartiendola y cuidandose, es la única manera de vivir profundamente.



La vida es bella

YO, AL VERTE SONREIR

SOY EL NIÑO QUE AYER FUI.

SI YO VELO POR TUS SUEÑOS

EL MIEDO NO VENDRÁ

Y ASÍ SABRÁS LO BELLO QUE ES VIVIR.


CAEN MIL LÁGRIMAS AL MAR

TÚ NO ME VERÁS LLORAR,

Y ES QUE SÓLO TU ALEGRÍA

AMANSA MI DOLOR

Y ASÍ YO SÉ LO BELLO QUE ES VIVIR.


QUE UNA NOCHE LA TRISTEZA

SE IRÁ SIN AVISAR

Y AL FIN SABRÁS

LO BELLO QUE ES VIVIR.

SE IRÁ SIN AVISAR

Y AL FIN SABRÁS

LO BELLO QUE ES VIVIR.


“La actitud optimista emocionalmente inteligente ayuda a conectar con la realidad desde los sentimientos que genera , para valorarlos y decidir con cómo afrontar la situación, y transformarla generando una actitud positiva, proactiva, creativa y de cambio que permita a cada persona conectar con sus fortalezas para reinventarse y salir fortalecidos. Así podemos sacar lo bueno de la vida y acostumbrarnos a vivirla desde la complementariedad con ilusión… como si cada segundo fuera el último para aprovecharla al máximo “.





Y sin perder el humor